Un vistazo a la inflación

La inflación, entendida como el incremento generalizado y continuo de precios, es uno de los indicadores más importantes del desempeño macroeconómico de un país, debido a su impacto en el poder adquisitivo, la correcta asignación de recursos y precios, y la incertidumbre de los mercados y agentes, entre otros aspectos. Es por ello que reducir la volatilidad de precios constituye uno de los ejes centrales de la política económica, específicamente de la monetaria. En nuestro país, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) es el ente autónomo responsable de preservar la estabilidad monetaria que, desde 2002, utiliza un esquema de metas explícitas de inflación, con un rango comprendido entre el 1% y el 3%. Así, el cumplimiento de esta meta se mide de manera continua y para ello se utiliza la tasa de crecimiento de los últimos doce meses (tasa anualizada) del índice de precios al consumidor (IPC) de Lima Metropolitana. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), este indicador registró una variación mensual del 1.30% en marzo, lo que significó la tasa mensual más alta desde el mismo mes de 1998 (1.32%).

Infacion peruana Consultoria Castillo

Por su parte, la variación anual habría ascendido al 3.97%, cifra por encima del rango meta, pero por debajo de la alcanzada en marzo de 2016 (4.3%). Este aumento en los precios sería explicado principalmente por la incidencia de los gastos educativos del inicio de la temporada académica, así como por factores transitorios y exógenos de orden climatológico, como el Niño costero, que obligó a cerrar algunos tramos en las carreteras y produjo episodios de desabastecimiento de productos agrícolas. A esto se habría agregado el impacto mediático de los efectos de dicho fenómeno, como las expectativas de mayores precios, lo que influyó en una inestabilidad en el mercado.

Sin embargo, es relevante destacar la estacionalidad de ambos factores, por lo que se esperaría que en los próximos meses la inflación se desacelere, conforme la probabilidad de fuertes lluvias en las zonas medias y bajas de la costa norte se reduzca, lo que el Comité Multisectorial del Estudio del Fenómeno de El Niño (Enfen) estima sucedería durante abril. Por el momento, en el Reporte de Inflación de marzo del BCRP, se proyecta que la inflación llegue al 2% durante el horizonte comprendido entre 2017 y 2018. De lograrse, esto permitiría retornar al rango meta, que habría sido superado al cierre de los últimos tres años (3.22%, 4.40% y 3.23%, respectivamente).

La inflación, entendida como el incremento generalizado y continuo de precios, es uno de los indicadores más importantes del desempeño macroeconómico de un país, debido a su impacto en el poder adquisitivo, la correcta asignación de recursos y precios, y la incertidumbre de los mercados y agentes, entre otros aspectos. Es por ello que reducir la volatilidad de precios constituye uno de los ejes centrales de la política económica, específicamente de la monetaria. En nuestro país, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) es el ente autónomo responsable de preservar la estabilidad monetaria que, desde 2002, utiliza un esquema de metas explícitas de inflación, con un rango comprendido entre el 1% y el 3%. Así, el cumplimiento de esta meta se mide de manera continua y para ello se utiliza la tasa de crecimiento de los últimos doce meses (tasa anualizada) del índice de precios al consumidor (IPC) de Lima Metropolitana. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), este indicador registró una variación mensual del 1.30% en marzo, lo que significó la tasa mensual más alta desde el mismo mes de 1998 (1.32%). Por su parte, la variación anual habría ascendido al 3.97%, cifra por encima del rango meta, pero por debajo de la alcanzada en marzo de 2016 (4.3%). Este aumento en los precios sería explicado principalmente por la incidencia de los gastos educativos del inicio de la temporada académica, así como por factores transitorios y exógenos de orden climatológico, como el Niño costero, que obligó a cerrar algunos tramos en las carreteras y produjo episodios de desabastecimiento de productos agrícolas. A esto se habría agregado el impacto mediático de los efectos de dicho fenómeno, como las expectativas de mayores precios, lo que influyó en una inestabilidad en el mercado. Sin embargo, es relevante destacar la estacionalidad de ambos factores, por lo que se esperaría que en los próximos meses la inflación se desacelere, conforme la probabilidad de fuertes lluvias en las zonas medias y bajas de la costa norte se reduzca, lo que el Comité Multisectorial del Estudio del Fenómeno de El Niño (Enfen) estima sucedería durante abril. Por el momento, en el Reporte de Inflación de marzo del BCRP, se proyecta que la inflación llegue al 2% durante el horizonte comprendido entre 2017 y 2018. De lograrse, esto permitiría retornar al rango meta, que habría sido superado al cierre de los últimos tres años (3.22%, 4.40% y 3.23%, respectivamente).

Equipo 1: Sistema portuario a la deriva

Equipo 2: Hidrocarburos, triste realidad

Equipo 3: Comercio internacional, las cifras no mienten

Equipo 4: Un vistazo a la inflación

Equipo 5: Resultados de las exportaciones: enero-febrero 2017

Equipo 6: …en el Perú solo se permite el cabotaje a empresas y embarcaciones nacionales?

Leer mas:  (Semanario COMEX 887)

Escrito por: Mg. Regner N. Castillo Salazar

Cel: 957459117 RPM: # 957459117
Correo: regner@consultoriacastillo.com

Magister en Gestión Pública, Licenciado en Administración brinda asesoría en Gestión Pública,  Negocios Internacionales,  Marketing Estratégico, Administración para Empresas Públicas, Privadas y emprendedores, Realiza Capacitación de Personal, Conferencias, Seminarios, Elaboración de Proyectos de Inversión y Asesoramiento de Tesis.

portada_face_tesis

Comments